¿Aún no te has enterado de los beneficios de la L-Carnitina?

En esencia, la molécula de la L-Carnitina es una amina que elabora nuestro cuerpo tomando como base la lisina y la vitamina C, y actúa generando una energía mayor al quemar nuestro organismo las grasas acumuladas en el tejido adiposo. Es por ello que si nuestro cuerpo no produce por sí solo la L-Carnitina suficiente, aumentará la cantidad de tejido adiposo en nuestro organismo, y con ello también se reducirá la producción de energía a lo largo del día.

En cuanto a los beneficios de la L-Carnitina, podemos destacar la pérdida de grasa, el aumento de la masa muscular y la reducción de la pérdida de masa ósea, pero también es utilizada como parte del tratamiento de una enfermedad renal, para la infertilidad de tipo masculino, para las mujeres en período de lactancia o para los pacientes que sufren de Diabetes tipo II. También funciona como un antioxidante para el sistema inmune, protege nuestro cerebro del estrés y de la edad, y es eficaz contra la intoxicación por ácido valproico.

Por norma general, la L-Carnitina suele tomarse en dosis de entre 2 y 4 gramos diarios, ya que hay que tener en cuenta que es una molécula que nuestro cuerpo ya produce por sí solo, es decir, no conviene abusar. Hay multitud de maneras de ingerirla, pero las más comunes suelen ser en forma de tabletas, cápsulas, en forma líquida y en ampollas.

No obstante, si eres de aquellos que odian los fármacos o los químicos puedes encontrar L-Carnitina en nueces, espárragos, coles de Bruselas, alcachofas, hojas de mostaza, brócoli, albaricoques, perejil o plátano, entre muchos otros. Combina estos alimentos con tu dieta para conseguir un suplemento adicional para adelgazar, un antioxidante natural y, en esencia, el complemento perfecto para tu rutina día a día.

Por último, debe tenerse en cuenta que la L-Carnitina, como cualquier otro compuesto, tiene contraindicaciones. Entre ellas, es especialmente peligrosa para embarazadas y mujeres en períodos de lactancia, personas con insuficiencias coronarias, diarrea o convulsiones, o para cualquiera que se pase de la dosis diaria recomendada. Si te interesa el tema y te gustaría leer más información sobre la L-Carnitina, haz clic en el enlace para visitar un blog especializado en la temática.


Fuente original: Comunicae.es.

comunicae