Laser Sculpsure. El único laser aprobado por la FDA para eliminar grasa

Las soluciones ofrecidas por las innovaciones científicas constituyen una de las grandes ventajas de nuestra época. Sus beneficios abarcan los más diversos ámbitos de la vida y el campo de la medicina estética no es la excepción. Combatir la grasa localizada de manera eficaz, segura y no invasiva es ahora posible gracias a la tecnología vanguardista de Laser Sculpsure. Se trata de un tratamiento que aplica la luz para eliminar la grasa de abdomen y flancos, especialmente.

El láser emplea una longitud de onda de 1060 nanómetros, desarrollando una eficiente acción lipolítica en una sesión de tan solo 25 minutos. Durante el procedimiento, el tejido adiposo alcanza una temperatura de entre 42 °C y 47 °C, lo que permite reducir la grasa por hipertermia controlada. Con posterioridad a la aplicación de Laser Sculpsure, el organismo se encarga de eliminar de modo totalmente natural los adipocitos disueltos.

Luego de 6 semanas ya es posible obtener resultados visibles que terminan afianzándose en la semana número 12, cuando los cambios son notorios. Se trata de una técnica indolora, que no presenta efectos secundarios, ni requiere de períodos de recuperación. Es el único láser de lipólisis no invasiva aprobado por la agencia de gobierno estadounidense FDA, encargada de la regulación de alimentos, medicamentos, equipamientos médicos y productos cosméticos.

Muy pocas clínicas ofrecen este servicio
Laser Sculpsure, método no quirúrgico y libre de contraindicaciones, puede tratar diferentes zonas del cuerpo en una sesión de menos de 30 minutos de duración. Para alcanzar los resultados esperados, los especialistas recomiendan someterse a un promedio de 3 exposiciones, mediando un período de no menos de un mes entre cada una de ellas.

Este revolucionario sistema láser –ideal para aquellas personas que no logran deshacerse de la grasa localizada, a pesar de realizar ejercicio físico y de someterse a dietas alimentarias- es ofrecido por escasos centros médicos. Clínica Bruselas cuenta con los equipamientos tecnológicos más avanzados y, entre ellos, dispone del novedoso láser hipertérmico Sculpsure. Un plantel de profesionales de amplia trayectoria y experiencia en la materia se encarga de efectuar un diagnóstico integral del paciente, indicando el programa de sesiones de modo personalizado y supervisando el proceso completo de lipólisis.

Destacada como líder en medicina estética, Clínica Bruselas es precursora en la aplicación de este sistema láser no invasivo para la reducción de la grasa localizada. Sin succión, anestesia ni intervenciones quirúrgicas, Sculpsure es la alternativa perfecta a la liposucción, ofreciendo resultados duraderos y garantizados.


Fuente original: Comunicae.es.

comunicae