La obesidad, un problema a combatir en España

El estilo de vida sedentario, el consumo de comida basura y la falta de horas de sueño juegan un papel destacado en el aumento de esta tasa de obesidad en España y hace que algunas personas opten por la cirugía laparoscópica de adelgazamiento. Esto a pesar de que son numerosas las campañas de concienciación acerca de la importancia de prevenir la obesidad y todo lo que lleva aparejado como la diabetes, algunos tipos de cáncer o la hipertensión. No sólo eso, sino que los tratamientos de fertilidad reducen su efectividad en el caso de las mujeres con obesidad.

La cirugía laparoscópica también se conoce como “cirugía bariátrica”. Hay muchos tipos de cirugías, aunque las más habituales son el bypass gástrico y la cirugía bariátrica. En el primer caso se utilizan grapas quirúrgicas para crear una pequeña bolsa en la parte superior del estómago. En cambio, en la cirugía bariátrica que practican en clínicas como Cirugía Laparoscópica de Adelgazamiento se utiliza la banda de silicona, otro dispositivo médico. Esta es flexible, reversible y el especialista la puede ajustar fácilmente. Es por lo tanto un proceso menos invasivo ya que no requiere grandes incisiones.

Especialistas como los de este centro de Cirugía Laparoscópica de Adelgazamiento tienen muy en cuenta las apreciaciones y recomendaciones de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO). De hecho, en un estudio reciente se llegaba a la conclusión de que tan sólo el 17,8% de las personas obesas reconocen su situación y la identifican como una enfermedad. En el caso de los mayores de 65 años este porcentaje se eleva hasta el 95% de los encuestados por la SEEDO. Además, de las personas que tienen sobrepeso, sólo un 25% lo reconoce, mientras que un 20% cree que tiene bajo peso (infrapeso) y un 63% que está en su peso recomendable (normopeso). Parte de los que acaban siendo conscientes del problema se decantan por la cirugía laparoscópica de adelgazamiento.

Los expertos sostienen que estos datos revelan que la percepción que se tiene sobre la obesidad en España es muy baja. Muchas personas perciben este problema en su entorno pero no en sí mismas. La cuestión es que, en ese mismo estudio, el 63% por ciento de las personas con obesidad define su estado de salud general como regular o 'muy malo'.

En cuanto a la actividad física, la encuesta de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad revela que la población con un peso normal es la que menos tiempo pasa sentada fuera de sus horas de trabajo. Por su parte, más de la mitad de la población obesa supera las dos horas al día sentadas después de su jornada laboral. Respecto al sueño, el 17% de las personas con obesidad presenta un patrón irregular. De hecho, los expertos insisten en que las personas que duermen poco tienen más hambre y se sacian menos que los que duermen más horas.


Fuente original: Comunicae.es.

comunicae