La liposucción es la operación estética más castigada por el intrusismo

La liposucción es una de las operaciones de carácter estético más demandadas y llevadas a cabo en todo el mundo. En España no iba a ser diferente. Sin embargo, en los últimos tiempos también se ha destacado por ser la intervención más amenazada y castigada por el intrusismo profesional. Son bastantes las razones que podrían explicar esta situación. María José Solís, responsable de la clínica estética en Asturias Clínica Quirós, indica en primer lugar la “relativa sencillez” con la que se ve habitualmente a esta cirugía.

La encargada de poner en relieve este peligroso problema ha sido la Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (SECPRE) en una nota informativa publicada en su página web. Según esta asociación, solo en nuestro país se llevan a cabo más de 12.000 liposucciones al año, lo que implica que estamos ante la segunda intervención de cirugía estética más demandada por parte de las mujeres y solo por detrás del aumento de mamas. Además, en lo que respecta a los hombres se trata del primer procedimiento en este campo.

Según nos cuenta María José Solís, responsable de la clínica estética en Asturias Quirós, la lipoescultura es una técnica realmente eficaz para “eliminar los depósitos de grasa que se encuentran en diferentes zonas del cuerpo”, principalmente en el abdomen, aunque también es posible llevarla a cabo en “muslos, caderas, pantorrillas, tobillos, brazos o papada”.

Para llevar a cabo esta intervención, los especialistas se valdrán de una simple cánula que será introducida en la zona a tratar y conectada a un sistema de vacío. Además, únicamente se necesitará anestesia, “habitualmente local, aunque puede ser general dependiendo del número de zonas a tratar o de la cantidad de grasa”.

Para los especialistas del sector, así como también para SECPRE, puede parecer que la liposucción es sencilla, pero lo cierto es que como cualquier intervención quirúrgica ha de ser llevada a cabo por profesionales cualificados que eviten problemas o complicaciones durante el procedimiento.

En este sentido, desde la SECPRE se pide a los pacientes que siempre se aseguren de acudir a centros sanitarios y profesionales que cuenten con el título de “Médico Especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora”. Solo en estos centros es posible contar con una atención y asesoramiento completo, con herramientas y protocolos adecuados para completar un procedimiento sin problema alguno.


Fuente original: Comunicae.es.

comunicae