La cosmética ecológica experimenta un gran crecimiento en 2018, según lafrescatienda.com

Con suma frecuencia, las personas olvidan que la piel es el órgano más grande del cuerpo humano. Al tratarse de la mayor extensión del cuerpo, también es la parte que sufre una mayor exposición a todo tipo de sustancias químicas. Muchos de estos químicos suelen ser perjudiciales. Absorbiéndose estas sustancias nocivas a través de la piel y tras atravesar la capa epitelial, acaban en el torrente sanguíneo y son distribuidas por todo el sistema.

En ocasiones, los consumidores y usuarios parecen desconocer u olvidar que el cuerpo no sólo se expone a todo tipo de sustancias químicas a través del contacto de su piel con los agentes propios de la contaminación ambiental, sino que también lo hace a través de los productos de uso diario, como los cosméticos que se aplican directamente sobre la piel.

Un buen número de productos de cosmética contienen sustancias que podrían ser catalogadas como 'tóxicas', como son los parabenos o talatos. Los primeros son disruptores hormonales, es decir, interfieren en la acción que llevan a cabo las hormonas, proteínas encargadas de gestionar la mayoría de las reacciones bioquímicas que se dan en el organismo. Los segundos también generan el mismo impacto nocivo, y están presentes en casi todos los perfumes, ya que se utilizan como fijadores para que el buen olor perdure en el tiempo.

En contraposición a la cosmética tradicional, en la actualidad, el consumidor cuenta con opciones mucho más naturales y menos agresivas para la piel, como es el caso de la Cosmética Natural o Cosmética Ecológica.

La cosmética ecológica es aquella que no utiliza sustancias químicas elaboradas de manera sintética para la elaboración de sus productos. Así pues, entre toda la oferta disponible en el mercado, Geles, Jabones o Champú Ecológico, la cosmética ecológica cuenta con productos naturales y ecológicos entre sus ingredientes como: la cera de abeja, las arcillas minerales o extractos de plantas.

En opinión de La Fresca Cosmética Ecológica, especialistas en la producción y comercialización de cosmética natural, tanto en su tienda online como en su tienda física de Albacete: "Hay muchísimas personas que sufren intolerancias a muchos de los productos químicos que se han venido utilizando en la industria cosmética tradicional, y por ello desarrollan afecciones como la dermatitis o los eccemas. Para todas estas personas la Cosmética Ecológica ya supone una mejora notable en su día a día; y para las que todavía presentan una resistencia a los químicos, más vale prevenir que curar, por lo que la cosmética natural es una muy buena decisión de cara al cuidado de la piel y la salud presente y futura".

Cada vez son más las personas que deciden apostar por una cosmética más respetuosa con el medio ambiente y con su propio cuerpo y salud. De tal manera que nuevamente en el año 2018 la industria cosmética ecológica ha continuado marcando nuevos picos máximos de crecimiento, a la par que aumenta su exposición con una mayor presencia, oferta y demanda tanto en establecimientos físicos como digitales.

Fruto de esta mayor atención prestada por el mercado, las marcas tradicionales también se están haciendo eco de esta nueva tendencia y van integrando en sus sistemas de producción técnicas más naturales, para poder ofrecer también los beneficios de los ingredientes naturales y ecológicos en sus productos.

Más información en: https://www.lafrescatienda.com


Fuente original: Comunicae.es.

comunicae