En su justa medida

La investigación en tratamientos estéticos se dirige hacia la personalización de los tratamientos y en conseguir la máxima naturalidad en sus resultados. En el caso de la toxina botulínica es muy importante dosificar el producto en la justa medida, por ello, el Dr. Daniel Arenas, Cirujano Plástico del Hospital de la Cruz Roja en Madrid, recomienda la nueva presentación de Bocouture® en dosis más pequeñas.

La nueva dosificación de Bocouture®

La toxina botulínica, Bocouture®, se lanza en una nueva presentación de 6 viales de 50 unidades cada uno. El objetivo es facilitar a los médicos la dosificación del producto a la medida de cada paciente. “El propósito de este tratamiento es eliminar las arrugas de expresión. Para ello, se produce una relajación de los músculos responsables de estas arrugas inyectando la toxina botulínica, aunque es imprescindible ajustar la cantidad necesaria para cada rostro si queremos conseguir un resultado natural” explica el Dr. Arenas.

La cantidad de Bocouture® que se utiliza en cada tratamiento depende de la potencia del músculo y la tipología del paciente. El tipo de rostro, el grado de contracción muscular o el sexo de cada persona determinará las unidades que se precisan en cada caso. Por lo general, las mujeres necesitan menos dosis que los hombres para conseguir el mismo efecto. El médico elegirá los puntos donde debe realizarse el pinchazo, siempre entre el entrecejo y la parte superior de las cejas. El Dr. Daniel Arenas resume: “con el tratamiento con Bocouture® en manos de un buen especialista, está garantizado el aspecto natural del rostro, sin líneas de expresión, pero con el resto de funciones de la mímica conservadas, evitando las “caras congeladas” e inexpresivas, que poco tienen que ver con el atractivo facial”.

No todos fruncimos el ceño de la misma forma

Existen cinco patrones diferentes de contracción del entrecejo, la también llamada contracción glabelar. Ello depende de los diferentes músculos que participan al realizar este movimiento. Estos patrones se denominan “V”, “U”, “flechas convergentes”, “Omega” y “Omega invertida”, según el tipo de deformidad que aparece al contraer los músculos del entrecejo.

Lo más importante de estos patrones es asignar al paciente uno de ellos, para así personalizar al máximo el tratamiento con toxina botulínica. Se trata de bloquear los músculos que más participan en la contracción con más dosis o con más puntos de inyección y no tratar los músculos que no participan, ya que no es necesario.

De este modo, se puede individualizar el tratamiento a cada persona, aplicando la cantidad de toxina botulínica específica para cada caso, ahorrando dosis en los músculos que no necesitan ser tratados y proporcionando unos resultados más naturales y sin caras estereotipadas.

Los puntos clave de Bocouture®, la toxina botulínica más pura que no necesita cadena de frío para su conservación

Se trata de una toxina botulínica de última generación que supone un paso adelante en el diseño de este tipo de medicamentos. Es fácil de manejar y de dosificar, pues muestra unos resultados muy precisos.

Bocouture® presenta notables ventajas: no provoca reacciones adversas gracias a un proceso de purificación que previene el riesgo de desarrollar anticuerpos, no genera resistencias y además no necesita frío para su conservación, lo que facilita su manejo en las consultas sin riesgo de deterioro del principio activo. Así pues garantiza resultados naturales, rápidos y con una gran tolerabilidad.

“La experiencia del médico a la hora de “pinchar” el producto es también muy importante” apunta el Dr. Daniel Arenas. El conocimiento de la estructura facial y de la musculatura del rostro, de la técnica y de las características del producto que ofrece un médico son la mejor garantía para conseguir un efecto rejuvenecedor sin artificios.

Acerca del Dr. Daniel Arenas

El Dr. Daniel Arenas es especialista en Cirugía Plástica, Reparadora y Estética. También es miembro Numerario de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE).

Además, el doctor también es profesor honorario de la Universidad Autónoma de Madrid y autor de varios capítulos sobre Cirugía Plástica en libros que tratan sobre dicha especialidad.

Para más información:
SOGUES COMUNICACIÓN
T. 93 368 24 81
Prensa@sogues.com
www.sogues.com
 


Fuente original: Comunicae.es.

comunicae