El Dr. Marot revoluciona el modo de realizar consultas médicas sobre disfunción eréctil

La disfunción eréctil, más conocida como impotencia sexual, es un problema de la salud sexual que afecta de 20 a 30 millones de hombres alrededor del mundo aproximadamente. Pero, debido a que la problemática continúa siendo un tabú, tan solo el 18% de los afectados concurren a la consulta con el profesional. Quizá hay una utilización exagerada de la palabra tabú. Ya que esta palabra en su etimología de origen polinesio significa prohibición. En la actualidad no es más un tema tabú, pero si pertenece a la esfera más intima del hombre y hay un pudor natural y vergonzante de exponerlo, por temor a ser desvalorado o burlado.

Se trata de reconstruir ciertos patrones socialmente establecidos relacionados con la figura del “macho” y que éste no puede fallar. Esto no hace más que profundizar el problema.

En la ciudad de Rosario, Argentina, el Dr. Guillermo Marot se especializa en enfermedades sexuales, y arroja una definición de la disfunción eréctil o impotencia sexual, definiéndola como la incapacidad repetida en un hombre para lograr una erección, produciéndose así el fracaso para alcanzar relaciones sexuales satisfactorias.

En esta oportunidad, el Dr. Guillermo Marot (www.guillermomarot.com.ar) acerca a todo el mundo a una nueva manera de realizar consultas médicas, revolucionando la atención en consultorio con la incorporación de las nuevas tecnologías. Así, con este nuevo servicio, pacientes alrededor del mundo podrán realizar su consulta a través de Skype o Whatsapp, o por medio de los números telefónicos, a los efectos de lograr una consulta interactiva de calidad que permita al paciente, ya sea que se encuentre en cualquier lugar del mundo, exponer su problemática y obtener una escucha por parte del profesional.

De esta manera, el Dr. Marot acerca al paciente la solución sin perder la inmediatez y la personalización necesarias para obtener una consulta médica de calidad, y que permita al profesional conocer el motivo de la consulta y poder así ofrecer un tratamiento que se adecue y brinde solución a la misma.

Con la incorporación de este nuevo servicio, el Dr. Marot recibe consultas de todo el territorio argentino, de España y demás países de habla hispana.

En relación a las causas de la disfunción eréctil, el Dr. Marot explica que ésta puede tener tanto un origen emocional como físico. El componente emocional siempre esta, porque al experimentar una o varias situaciones de incapacidad eréctil el miedo se instala y no es sencillo quitarlo. La manera de quitarlo es recuperando la capacidad de tener relaciones sexuales de buena calidad y sostenidas en el tiempo.

El miedo a fracasar en el hombre pesa y mucho. Esto hace que el hombre se presente muy vulnerable ante la mujer, y el temor de fracasar en las relaciones sexuales profundiza la patología.

En cuanto a las causas orgánicas de la impotencia sexual las más importantes las constituyen las de índole metabólica, donde pueden citarse a los pacientes obesos, diabéticos, hipertensos y cardiovasculares.

El Dr. Marot explica que existen ciertos fármacos, como los antidepresivos, ansiolíticos y psicotrópicos, que pueden dar lugar a la disfunción sexual. Además, se plantea la temática de las relaciones sexuales en la tercera edad de los hombres, donde se encuentran en la andropausia y por ende hay una disminución de la testosterona. El Dr. Marot comenta que el término andropausia no es exacto porque marca una situación definitiva y en el hombre no lo es y no es equiparable a la menopausia en la mujer, pero si es cierto que conforme pasan los años el nivel de hormona masculina va descendiendo pero esto no es de ninguna manera sinónimo de impedimento. En efecto, el Dr. Marot comenta que muchos pacientes mayores de 80 años tienen una vida sexual activa, obviamente no como a los 20 años, pero si activa y satisfactoria.

Es sumamente importante no encasillar a los pacientes, pero realizando una estadística a grandes rasgos, si se dimensiona a la impotencia como una patología que sufren los hombres de todo el mundo, podría resumirse que los hombres jóvenes encuentran la causa de la impotencia en problemas emocionales, los hombres de entre 50 y 60 años en problemas relacionados con lo metabólico, y los hombres de más de 60 años encuentran la causa de la disfunción sexual en la andropausia.


Fuente original: Comunicae.es.

comunicae