El Doctor Andrade recuerda que el injerto capilar tiene una alta demanda también entre mujeres

Las técnicas de trasplantes capilares han ido creciendo y perfeccionándose a pasos de gigante en los últimos años aunque ligada al mito de que solo está destinado a los hombres con alopecia, calvicie o poca densidad del cabello; no obstante, el injerto capilar de mujer, aunque escaso en cuanto a visibilidad ante la sociedad, también existe y es una técnica muy frecuente en las clínicas especializadas en estos métodos.

Lo cierto es que cada caso que requiere una intervención quirúrgica para someterse a un trasplante de pelo es muy diferente, y más aún si se trata de distinguir entre una mujer y un hombre.

El diseño en las técnicas de cada género son distintas, puesto que la forma de alopecia de la mujer suele conservar la línea de implantación frontal, algo que no ocurre en el varón.

El rasurado, principal escollo
Rapar el cabello es una de las soluciones indicadas para poder actuar en el cuero cabelludo en una operación de injerto capilar en hombres; en cambio, en las mujeres este recurso puede ser más traumático, por lo que en estos casos los especialistas optan por otras alternativas más discretas.

El especialista de Castellana Clinic aprecia una mayor oposición a la técnica del injerto de pelo en el caso de las mujeres, ya que estas, según su experiencia, asocian este problema al colectivo masculino.

No obstante, acaban accediendo a esta técnica para acabar con sus problemas de autoestima originados por la pérdida de cabello o de densidad capilar.

Técnicas destinadas al injerto capilar femenino
Para las necesidades de reconstituir el cabello o la densidad capilar perdidos, los especialistas recurren a diferentes métodos, siempre dependiendo de las condiciones y necesidades de la paciente, las cuales se detectan en la primera consulta:

Técnica FUE: es la opción más frecuente, que consiste en la redistribución sistemática de las unidades foliculares en microinjertos desde la zona donante a la receptora.

Tratamiento sistémico androgénico: pequeñas dosis de fármaco similar a la testosterona que impide el debilitamiento y la caída del cabello.

Láser capilar: potencia el incremento de densidad del pelo de forma no invasiva por estimulación del riego sanguineo.

Acetato de ciproterona: se trata de un inhibidor de la unión de andrógenos que frena la caída del cabello.

Minoxidil: vasodilatador del músculo arterial que estimula los bulbos capilares y las células epidérmicas con resultados visibles rápidos.

Doctor Andrade es un referente en medicina capilar en España, con casi dos décadas de trayectoria intachable en el sector en la que ha ayudado a más de 3.000 pacientes a solucionar sus problemas de cabello.


Fuente original: Comunicae.es.

comunicae