El COEGI recuerda que la vacuna es la única herramienta para limitar la propagación de la gripe

Ayer lunes, 5 de octubre comenzó el periodo de vacunación en la CAPV contra el virus de la gripe con el fin de limitar la difusión de esta enfermedad y el colapso de los sistemas sanitarios. Por ello, la Comisión de Vacunación del Colegio Oficial de Enfermería de Gipuzkoa (COEGI) insta a vacunarse, “ya que las vacunas salvan vidas y, ahora más que nunca, son vitales para proteger la salud de toda la población”.

Desde la citada Comisión, su responsable Rosa Sancho recuerda que es necesario evitar creencias erróneas y falsas noticias, como que “el virus de la vacuna puede hacer que cojas la gripe”. Algunos de los motivos que llevan a esta confusión -explica-, son: que la vacuna tarda 15 días en ser efectiva y cabe la posibilidad de contagiarse hasta que haga efecto, que la gripe puede confundirse con otro tipo de virus respiratorio, que el sistema inmunitario de la persona no funciona correctamente y responde peor a la vacunación o porque la infección se debe a otro virus de la gripe que no es el de la vacuna. “El efecto secundario más frecuente tras su administración es un escozor o dolor en el lugar de inyección que remite en menos de 48 horas y que rara vez interfiere con la vida normal”, apunta Rosa Sancho.

La coordinadora de la Comisión de Vacunación del COEGI apunta que es recomendable llevar una alimentación saludable para mantener el organismo en las mejores condiciones, pero que esta medida no evita infecciones y que la gripe afecta también a la población infantil y con una alimentación saludable. Recuerda asimismo que “el grupo más vulnerable es el de las personas mayores institucionalizadas, que ha sufrido a su vez el efecto de la pandemia de manera más virulenta, y con el que se da comienzo a la campaña de vacunación, junto con el personal sanitario y sociosanitario. La vacunación es una herramienta que resulta fundamental en tiempos de pandemia para evitar el riesgo de coinfección por coronavirus”, añade.

Rosa Sancho recuerda que la gripe es una enfermedad leve en la mayoría de los casos, pero puede llegar a ser letal en personas de riesgo. “Siempre es mejor vacunarse que no hacerlo, la gripe puede matar, la vacuna no”. Además, agrega “ninguna enfermedad contraindica esta vacunación ya que no tienen microorganismos vivos, son totalmente seguras y están avaladas por multitud de estudios clínicos, por lo que es IMPOSIBLE que produzcan la enfermedad. Tampoco se ha encontrado relación entre efectos graves y la vacuna antigripal. A pesar de ello, las personas con alergias deberán advertir siempre al profesional para que valore si es necesario o no vacunarse”, subraya.

Desde la Comisión de Vacunación del COEGI recomienda la vacunación en:

Las personas mayores de 64 años. Porque con la edad las defensas del organismo disminuyen y es más fácil coger una gripe y que sea más grave.

Las personas con enfermedades crónicas, aunque sean jóvenes o niños, tienen más riesgo de padecer complicaciones en caso de contraer la gripe y de que se agrave su enfermedad.

Las embarazadas por su propia protección y por la protección del feto.

Las personas con inmunodepresión y las que conviven o cuidan a algún paciente con inmunodepresión.

El personal sanitario y sociosanitario para evitar contagiar a sus pacientes.

Importancia de la vacuna antigripal
Rosa Sancho subraya que la gripe en España produjo 35.300 hospitalizaciones durante la temporada del 2018 - 2019 y que con la vacunación se previnieron un 40% de ingresos y 38% de muertes. “La población que presenta mayor riesgo en esta pandemia coincide con la población de mayor riesgo para la gripe, por lo que es previsible que puedan coexistir ambas infecciones en una misma persona. Este año debemos pedir a todas las personas de estos grupos que se vacunen frente a la gripe para evitar un riesgo incrementado de infectarse de coronavirus”, apunta.


Fuente original: Comunicae.es.

comunicae