El 80% de españoles adultos no sabe que padece obesidad, según la SEEDO

El mayor problema que presenta la obesidad, como se ha comprobado en los estudios, es el desconocimiento o la percepción algo distorsionada que una persona tiene de sí misma. Tanto en pacientes con sobrepeso como en aquellos que padecen obesidad, la percepción que tienen de su propio peso difiere de la realidad. Con estos datos, la SEEDO establece que “el paso fundamental” es concienciar y enseñar a reconocer el problema.

Ligados a la obesidad o el sobrepeso se encuentran malos hábitos y estilos de vida sedentarios que se podrían ver solucionados si el paciente fuese capaz de reconocer la enfermedad. Según el estudio, 1 de cada 4 personas con obesidad, fuera de su horario laboral, permanece más de 5 horas por día sentada. Otros factores como la falta del sueño, el estrés o el hábito del picoteo están directamente relacionados con el aumento de peso.

Además de dietas y ejercicio físico, existen tratamientos como el balón intragástrico para combatir la obesidad, que aceleran el proceso. Este sistema es recomendado para pacientes con la necesidad de perder entre 10 y 30 kg, sirviendo como ayuda extra. Esta herramienta no es sustitutiva de una dieta equilibrada y buenos hábitos, así como también es necesario el seguimiento de un profesional.

Según Obymed, centro médico especializado en obesidad, es necesaria la colaboración de cada profesional, así como el refuerzo de políticas sociales. En relación a esto, la Junta de Andalucía ha aprobado el proyecto de Ley para “la promoción de una vida saludable y una alimentación equilibrada”, otorgándole el grado de problema de salud pública.

Son muchas las clínicas que usan el balón intragástrico en Sevilla, Málaga o Granada, entre otras ciudades andaluzas, para combatir una obesidad que se está viendo beneficiada por la transformación de los estilos de vida de la población española.


Fuente original: Comunicae.es.

comunicae