Clínica Dray, expertos en obtener una piel más joven, luminosa y tersa con tratamientos sin cirugía

La Clínica francesa Dray se ha convertido en un referente a nivel mundial en el terreno de la medicina estética. Los hermanos Simón y Maurice Dray están presentes en distintos puntos de Europa con clínicas abiertas en París (1990) y también en Londres, Almería, Madrid y Barcelona. Al frente del centro de la ciudad condal está la Doctora Montserrat Querol desde que se inaugurara en 1992.

En una entrevista realizada a la Dra. Querol, nos explica que el éxito de la casa Dray reside en “mejorar la calidad de la piel y la tan deseada reafirmación facial sin la necesidad de entrar en el quirófano y, sobre todo, respetando la naturalidad y la armonía del rostro”.

En este sentido, al Dr. Simón Dray se le conoce como el “maestro de la aguja” porque es tal su destreza con este utensilio que ha creado, junto a su hermano Maurice, tratamientos no invasivos para conseguir un auténtico lifting sin usar el bisturí y con resultados duraderos. Se habla de la Técnica de la Corona o Crownlift, un eficaz método para decir adiós a la flacidez a través de infiltraciones de sustancias reabsorbibles como el ácido hialurónico reticulado por debajo del pelo, siguiendo una línea en forma de corona, con el fin de elevar las facciones sin dejar marcas ni hematomas. Entre sus tratamientos estrella también destaca su patentada técnica conocida como Mesolift o mesoterapia facial, que consiste en la infiltración de un cóctel revitalizante a base de vitaminas, oligoelementos, ácido hialurónico y otras sustancias para aportar hidratación, nutrición, elasticidad, luminosidad y un efecto antiflacidez de forma natural.

Desde la clínica de Barcelona, Montserrat Querol subraya que el objetivo no es corregir todas las pequeñas imperfecciones como, por ejemplo, las arruguitas, sino obtener el bienestar personal del paciente o la paciente, ganando confianza y sientiéndose seguro/a con su aspecto físico. “El doctor Simón Dray ejemplifica a la perfección nuestra razón de ser cuando a uno/a de sus pacientes le dicen ¡qué bien te veo! en lugar de ¿qué te has hecho?”, afirma la doctora.

La Dra. Querol comenta que cada paciente debe tratarse como único y ofrecerle un tratamiento personalizado que responda a sus necesidades. “Por la clínica de Barcelona vienen tanto mujeres de 30 años como de 80 años y también hombres, de hecho es un cliente muy fiel y satisfecho con los resultados”, destaca.

En la Clínica Dray de Barcelona se realizan todo tipo de tratamientos faciales y corporales, que mejoran el aspecto y la salud de los clientes, combinados con la aparatología más avanzada del mercado como los Ultrasonidos Focalizados de Alta Intensidad (HIFU), el primer método no invasivo reconocido por la FDA (Food and Drug Administration) con eficacia demostrada contra la flacidez, que combate la celulitis, la piel de naranja y también destruye las células adiposas localizadas en óvalo, cuello y doble mentón.


Fuente original: Comunicae.es.

comunicae