Celebrado elXLVIII Congreso de la Sociedad Española de Medicina Psicosomática (SEMP) en Zaragoza

Un Congreso integrador que profundizó en la visión psicosomática de la Medicina y que contó con una gran asistencia de profesionales de la salud, procedentes de toda España. El programa científico fue amplio e innovador, con ponentes tanto nacionales como internacionales, convirtiéndose en un punto de encuentro y de colaboración entre profesionales de diferentes especialidades y niveles asistenciales.

Entre otros temas de interés, se puso de relevancia la necesidad de mejorar la asistencia sanitaria de una patología tan importante como es el dolor crónico.
El dolor crónico afecta a un 17% de la población. En la Comunidad Autónoma de Aragón, unas 12.000 personas precisan de atención en Unidades Especializadas (Clínicas del Dolor), y son muchos más los pacientes que reciben tratamientos para el dolor crónico por parte de sus médicos de atención primaria u otros especialistas. Supone una enorme carga de sufrimiento para los pacientes que lo padecen, convirtiéndose en un trágico problema social por la incapacidad que conlleva. Los estudios en unidades especializadas de todo el mundo recomiendan abordarlo a través de un tratamiento multidisciplinar que permita dar respuesta a las necesidades globales de las personas que lo sufren. Esas necesidades abarcan desde el tratamiento farmacológico y las intervenciones quirúrgicas, hasta la implantación de sistemas de neuroestimulación medular o la intervención psiquiátrica-psicológica que permita afrontar el daño emocional y la carga de sufrimiento psíquico.

En el congreso se incluyeron numerosas intervenciones que abordaban el tema del dolor crónico. En concreto, el doctor Daniel Vicente Rivera, médico Psiquiatra de Zaragoza, centró su ponencia en la importancia del abordaje psicológico en el paciente con dolor crónico severo, y los beneficios de la Terapia Grupal de enfoque Existencial y Transpersonal.El Dr.Vicente desarrolló en 2017 un novedoso programa piloto de intervención psicológica en la Unidad del Dolor del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa de Zaragoza y está especializado en terapia existencial-transpersonal en el tratamiento de esta patología.Durante su exposición, hizo hincapié en las características diferenciales de este grupo de pacientes y en la necesidad de aportarles recursos de afrontamiento para poder “reconstruir su situación de vida”. En palabras del Dr. Vicente: “El sufrimiento diario de estos pacientes, la ruptura biográfica que han experimentado, así como su tendencia al aislamiento y a la desesperación, precisan de una ayuda específica que les permita recomponer la imagen de si mismos y su sentido vital, algo que estas terapias favorecen por su componente integrador y socializador”.


Fuente original: Comunicae.es.

comunicae