Arnott Ginecólogos exponen las claves para mantener un buen control del embarazo

Llevar un permanente y exhaustivo control del embarazo es un factor fundamental para conseguir salvar el máximo de vidas posibles y para mantener con buena salud tanto a la madre como al bebé durante todo el periodo de gestación.

Desde el punto de vista de la nutrición, Arnott, ginecólogos en Oviedo, aconseja que además de llevar durante todo el proceso una alimentación saludable se recomienda también tomar entre 30 y 60 miligramos de hierro y suplementos de 0,4 miligramos de ácido fólico a diario. Sin embargo los complementos vitamínicos D, E, C, y B6 no es aconsejable ingerirlos.

En lo que respecta a la evaluación materno fetal es importante descartar una diabetes mellitus gestacional, posibles infecciones por VIH y sífilis a través de pruebas ecográficas y como medidas preventivas se recomienda también inyectar, por un lado, la vacuna antitetánica y por otro lado, realizar controles de orina, con el objetivo de valorar si la madre es portadora de una bacteriuria asintomática, que pudiera provocar un parto prematuro. En caso de que así fuera habría que tratarla con antibióticos.

Otros de los consejos que la Organización Mundial de la Salud expone en su guía para aliviar los mareos y náuseas, síntomas tan típicos y recurrentes durante los primeros meses de embarazo es tomar jengibre, camomila o si también se desea, realizar sesiones de acupuntura. Por otro lado, para combatir la acidez gástrica es importante seguir hábitos saludables de alimentación y de vida como por ejemplo evitar consumo de tabaco, alcohol u otras sustancias. Pero si aun así persiste, entonces es mejor recurrir a antiácidos.

Si la madre sufre también de molestos calambres en las piernas, tomar magnesio o calcio es la mejor solución. Para aliviar la lumbalgia y el dolor pélvico, hacer ejercicio regularmente es una buena opción. Pero si además tiene problemas de estreñimiento lo más eficaz es tomar suplementos que contengan fibra.

Estas recomendaciones generales basadas en medidas preventivas cuando se dan ciertos síntomas fisiológicos comunes para un buen control del embarazo, son avaladas por la Organización Mundial de la Salud.

Arnott Ginecólogos están dotados de una gran experiencia en resolver problemas reproductivos, desarrollada durante años a nivel internacional en hospitales europeos y americanos, acompañando mediante un control cuidadoso de la gestación desde un punto de vista clínico, psicológico y dietético.


Fuente original: Comunicae.es.

comunicae